Follow by Email

jueves, 2 de junio de 2011

Poema a Santa María Magdalena.
Es muy poco lo que de ti sabemos,
excepto que a los hombres te vendiste
y en tu venta a todos ofreciste
la ocasión de juzgar como solemos.
Mas tu amor fue tan grande y verdadero
que, al implorar de Dios misericordia,
tu derrota se transformó en victoria
de Cristo perdonando por entero.

Sus pies bañaste con tu limpio llanto,
derramando el olor más perfumado


del piropo de Dios por amar tanto,
y la primera fuiste en oir la prueba
del rumor de Jesús resucitado,
siendo testigo de su vida nueva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada